La importancia de una buena vivienda…

Arquitectura y espacios para el confinamiento.

Al igual que pasa con otras profesiones, es en las situaciones límite cuándo uno valora la diligencia en la realización de una obra. El tener que estar en una vivienda las 24h del día durante varias semanas, nos indicará mucho sobre el acierto o no en el diseño, y especialmente, en la ejecución de la misma.

Rúa Liberdade.
©Santos-Díez

Luz y tiempo. Uno de los aspectos fundamentales es la iluminación, y no sólo la iluminación natural, sino el diseño de la iluminación de los diferentes espacios y elementos. El poder configurar las escenas de iluminación artificial según nuestras necesidades o la actividad a desarrollar nos permitirán un disfrute óptimo de la edificación. Además de poder regular la intensidad y las diferentes zonas, es muy interesante el poder variar la temperatura de color, adaotándola a nuestro ciclo de biorritmos.

Rúa Liberdade.
©Santos-Díez

Flexibilidad y espacios polivalentes. Durante largos periodos en los que tienen que coexistir momentos de teletrabajo, momentos de juego, momentos de descanso, etc., es fundamental el poder configurar con elementos móviles las distintas estancias. Cuanto menos rígida sea la estructura de compartimentación de una vivienda, más sencillo será adaptarla a nuestras necesidades de uso. Fluidez espacial y articulación de las distintas zonas, mediante el uso de paneles móviles, espacios a doble altura, etc. 

Rúa Liberdade.
©Santos-Díez

Transparencia. Una de las soluciones interesantes es el empleo de paramentos con distintos grados de transparencia Que la propia configuración de la vivienda nos permita regular diferentes opciones de control (niños, mayores, etc) o reforzar privacidad (videoconferencia, estudio, etc)

Vivienda en Saa.
©Santos-Díez

Calidez. La materialidad es uno de los elementos fundamentales a la hora de vincularnos emocionalmente con nuestro hogar. La madera y otros materiales naturales ayudan a reforzar nuestra integración en casa. El empleo de sistemas constructivos y materiales naturales y sostenibles es la opción ideal.

Vivienda en Saa.
©Santos-Díez

Memoria. Además de ser el contenedor de los objetos más preciados para nosotros, nuestra vivienda tiene que incorporar esos imprescindibles elementos que, a modo de transbordadores espacio-temporales, nos trasladan a otros lugares (nuestra playa favorita, un sendero en el valle, aquella plaza mágica en el casco histórico, etc) o a otros momentos (nuestro primer amor, ese viaje inolvidable, aquella abuela que tanto nos cuidó, etc)  Espacios de ensoñación y disfrute donde se funda la arquitectura con el resto de los elementos.

Otro de los aspectos es el ir un paso más allá, como es el suprarreciclaje o upcycling, y darle un nuevo uso a elementos existentes, que ayuden a conexionarnos con el hogar.

Vivienda en Saa.
©Santos-Díez

Confort. Es fundamental que la vivienda goce de un buen funcionamiento térmico y acústico y que nos permita sentirnos cómodos en nuestro hogar. Además del aislamiento, un correcto acondicionamiento acústico que evite reverberaciones, mejorará nuestra estancia.  

Desde MOL Arquitectura queremos recordar la importancia de un buen diseño habitacional, y la necesidad de encontrar en la buena arquitectura un aliado en coyunturas tan complicadas como la actual.

No Comments

Leave a Reply